¿A qué huele el café?

Estamos seguros que con solo leer el título, te llegó ese aroma tan especial. Todos lo amamos (al día de hoy no conocemos a alguien que no le guste), y nos remonta a lugares y momentos especiales. Pero, ¿Sabes por qué se produce? ¿Sabes realmente a que huele el café?


¿Alguna vez has visto un grano de café antes de ser tostado? Es un grano verde, sin olor. No te imaginas que de un grano con estas características pueda surgir esa magnitud de olores y sabores que nos vuelve locos. Los hay de muchos tipos, cosechados en infinidad de regiones, y con características únicas.


En México, como en la mayoría del mundo, el tipo de café que mas consumimos es el arábica. Es una especie de café que proviene de Etiopía, sin embargo, puede crecer en regiones que se encuentren entre los 500 y los 2,400 metros de altura (como nuestros país). Es un tipo de café mucho más rico en aroma y sabor, ya que requiere de más cuidados.


Toda la magia sucede al entrar al proceso del tostado. Es aquí donde empezamos a obtener esos aromas increíbles. En este proceso, se exponen los granos a temperaturas altas (entre 200ºC y 250ºC) durante tiempos específicos dependiendo del resultado que se quiera obtener. Los granos comienzan a sufrir muchos cambios como pérdida de peso (el agua que contienen se evapora), aumentan su tamaño (por la acumulación de gases en su interior) y variaciones de color.




Las responsables del aroma: las moléculas volátiles. Durante el proceso del tostado, se liberan estas moléculas a través de distintas reacciones químicas. Estas van generando infinidad de aromas que en conjunto, arrojan el tan amado aroma a café. Dependiendo de las propiedades que tenga cada grano de café (especie, cantidad de agua y luz recibida, tipo de suelo, entre muchas otras) es el aroma que desprenderá.


Podemos encontrar aromas a caramelo, miel, frutos, nuez, vainilla, e infinidad más. Pero no todos son tan agradables. En algunas ocasiones, podemos encontrar aromas a humo, ceniza, tierra, entre muchos otros. Se dice que en un proceso de tueste, se pueden encontrar hasta 900 compuestos volátiles aromáticos. Desgraciadamente, solo llegamos a detectar alrededor de 30.


Con los diferentes métodos de extracción del café, podemos detectar distintos aromas en un sólo grano de café. Atrévete y pruébalo con los distintos métodos de extracción que existen (Chemex, V60, AeroPress, etc). ¡Nosotros podemos enseñarte a prepararlos y degustarlos!


Corre a prepararte una taza de café y trata de detectar los distintos aromas que desprende. ¿Cuál es tu favorito? ¡Cuéntanos! 

SALVE CasaNiza

www.salvecasaniza.com

Niza 15, Juárez, CDMX

52-08-42-32

@salvecasaniza




3 vistas